Anuncios
       
       

La reactivación responsable del turismo está empezando en todo el mundo mientras crece el número de destinos que flexibilizan las restricciones de viaje relacionadas con la COVID-19 y se adaptan a la nueva realidad. Según el último análisis de la Organización Mundial del Turismo (OMT), el 40% de los destinos del mundo han flexibilizado ya las restricciones que impusieron al turismo internacional como respuesta a la COVID-19.

El 40% de los destinos del mundo han flexibilizado, plantea la OMT.

El organismo especializado de las Naciones Unidas para el turismo ha estado haciendo un seguimiento a escala mundial de las respuestas a la pandemia desde el inicio de la crisis. Los últimos datos, registrados el 19 de julio, van al alza, comparados con los del 15 de junio, cuando solo el 22% de los destinos habían flexibilizado las restricciones, o los del 15 de mayo, cuando eran únicamente un 3%, y confirma la tendencia a una adaptación lenta pero continuada y un reinicio responsable del turismo internacional.

Al mismo tiempo, no obstante, de los 87 destinos que han flexibilizado hasta ahora las restricciones de viaje, solo cuatro han levantado por completo todas las restricciones, mientras que 83 las han aligerado pero manteniendo algunas medidas, como el cierre parcial de fronteras en vigor. Esta última edición del informe de la OMT sobre las restricciones de viaje muestra además que 115 destinos (el 53% de los destinos del mundo) siguen manteniendo sus fronteras completamente cerradas al turismo.

Un reinicio responsable es posible

“El reinicio del turismo puede acometerse de manera responsable», dijo el secretario general de la OMT, Zurab Pololikashvili.

El secretario general de la OMT, Zurab Pololikashvili, afirmó: “El reinicio del turismo puede acometerse de manera responsable y salvaguardando a la vez la salud pública y las empresas y el empleo. Mientras se transita hacia la flexibilización de las restricciones de viaje, la cooperación internacional es de vital importancia, pues de esta forma el turismo mundial puede ganarse la confianza de las personas, fundamento esencial para adaptarnos, trabajando juntos, a la nueva realidad a la que nos enfrentamos”.

Según el informe de la OMT, los destinos con mayor dependencia el turismo están más dispuestos a flexibilizar las restricciones de viaje: de los 87 destinos que han iniciado esta vía, 20 son pequeños Estados insulares en desarrollo, muchos de los cuales dependen del turismo como pilar central del empleo, el crecimiento económico y el desarrollo. El informe muestra también que alrededor de la mitad (41) de esos destinos que han flexibilizado las restricciones se encuentran en Europa, lo que confirma el papel de la región como pionera en el reinicio responsable del turismo.

Muchos destinos mantienen un confinamiento duradero

Al examinar los 115 destinos que siguen teniendo sus fronteras completamente cerradas al turismo internacional, el informe constata que la mayoría (88) han tenido sus fronteras completamente cerradas al turismo internacional durante más de 12 semanas.

El costo vinculado a las restricciones de viaje introducidas como respuesta a la COVID-19 alcanza dimensiones históricas. Esta semana, la OMT publicó los datos sobre el impacto de la pandemia en el turismo, tanto en términos de pérdida de llegadas turísticas como de pérdida de ingresos. Los datos muestran que, ya a finales de mayo, se habían perdido ingresos por valor de 320.000 millones de dólares de los EE.UU. a causa de la pandemia, tres veces más de los ingresos perdidos en la crisis económica global de 2009.

Share This