Anuncios
       
       

Colombia llegó a las salas de cine de todo el mundo gracias a Walt Disney Animation Studios y al universo fantástico que la compañía ha creado en su nueva película Encanto, una producción inspirada en el país del realismo mágico, de la biodiversidad, de la riqueza cultural y de la calidez de los colombianos.

Esta es la obra animada número 60 en la historia de Disney y, en ella, aparecen un sinfín de referencias de Colombia que crean una historia que habla de las arraigadas tradiciones culturales y valores colombianos como la familia, la inclusión y la diversidad.

Para el equipo creativo detrás de la película y para sus directores, Byron Howard y Jared Bush -ganadores del Óscar por Zootopia (2016) como Mejor Película Animada-, Colombia es un país que no se termina nunca de descubrir. “El Valle de Cocora es uno de los lugares más hermosos en los que he estado”, expresa Bush en un video reciente publicado en la página oficial de YouTube de Disney.

“Nos sentimos muy orgullosos de que la nueva producción de Disney se haya inspirado en la inagotable riqueza que tiene Colombia en términos culturales, de biodiversidad y, además, de la calidez y amabilidad de nuestra gente. Sin duda, esta es una oportunidad única que nos permitirá fortalecer la imagen de Colombia a nivel internacional, con el fin de seguir llevando nuestro mensaje acogedor a todos los rincones del mundo y así aumentar el interés de millones de espectadores por nuestro país”, dijo Flavia Santoro, presidenta de ProColombia.

Además, por primera vez llegan a una película animada de Disney referencias culturales tan colombianos como el sombrero vueltiao, típica vestimenta del Gran Caribe Colombiano; la arepa, un plato típico que tiene diferentes interpretaciones en todas las regiones del país; y las alpargatas, zapatos usados por los campesinos del país.

De otro lado, la casa Madrigal, el epicentro de la historia y en donde ocurre la mayor parte de la magia de la película, es una hacienda inspirada en casas que se ven en Cartagena, Salento y Barichara, de hecho, el equipo creativo tardó cerca de dos años en diseñarla, pues debieron tomar muchas referencias para crear la casa perfecta para la familia.

Otras referencias que los espectadores podrán ver son el café colombiano, la bebida del país más reconocida y premiada en el mundo, la cual se sirve en tazas de Carmen de Viboral, un municipio colombiano popular por sus vajillas coloridas. También, algunos de los personajes cargan mochilas wayuu, hechas por indígenas ubicados en La Guajira (al norte de Colombia) o vistiendo ponchos y ruanas -vestimentas típicas de varias regiones del país- por lugares que reviven parajes de Cartagena (declarada por la Unesco como Patrimonio Histórico y Cultural de la Humanidad), Barichara y Villa de Leyva, estos últimos pueblos patrimonio de Colombia.

La música colombiana es otro de los temas centrales de la película, ya que Colombia es el país de los 1.000 ritmos. La banda sonora recorre géneros colombianos tan arraigados como la cumbia, el joropo y el bambuco, hasta otros más modernos como el reguetón.

En cuanto a la biodiversidad del país, se muestran lugares como el Valle del Cocora, ubicado en el Paisaje Cultural Cafetero y reconocido por sus altas palmas de cera. También aparecen orquídeas de todos los colores y tamaños, de hecho, Colombia es el país con más tipos de orquídeas en el mundo. Además, a los personajes los acompañan animales como chigüiros, dantas, coatíes y jaguares, muy vistos en la región Amazonía-Orinoquía Colombiana, asimismo se les ven con guacamayas, tucanes y colibríes, resaltando que el país es el más biodiverso en aves con más de 1.900 especies.

Otros de los grandes protagonistas son la inclusión y la diversidad de culturas y razas, pues los personajes representan grupos étnicos que componen a Colombia, país en donde cerca del 4% de su población pertenece a más de 110 pueblos indígenas; alrededor del 10% pertenece a población negra, afrocolombiana y raizal palenquera; más del 60% a mestizos; y grupos más pequeños como gitanos, entre otros. Además, existen 68 lenguas nativas habladas por cerca de 850.000 personas.

Por su parte, Carlos Vives, uno de los músicos colombianos más reconocidos con dos Grammys y 11 Latin Grammys, interpreta “Colombia Mi Encanto”, la canción principal de la película y la cual se suma a la banda sonora compuesta y escrita por los compositores Lin-Manuel Miranda (Moana, 2016) y Germaine Franco (Coco, 2017).

La versión en español para América Latina está doblada en un 100% por voces de artistas, actrices y actores colombianos como Olga Lucía Vives (Mirabel), Maluma (Mariano), Angie Cepeda (Julieta), Mauro Castillo (Félix) Alejandro Riaño (Bruno) y María Cecilia Botero (Abuela Alma), entre otros. En la versión en inglés, participan también intérpretes colombianos de la talla de John Leguizamo, Diane Guerrero y Carolina Gaitán.