Anuncios
       
       

De cara al período de mayor probabilidad de ocurrencia de incendios forestales, los funcionarios de la Gerencia de Protección contra Incendios Forestales de CONAF sostuvieron una reunión clave en Olmué, donde abordaron materias como el funcionamiento de las operaciones de combate aéreas y terrestres, las nuevas tecnologías para enfrentar emergencias, el uso eficiente de los recursos asignados y los principales pilares de la labor preventiva.

La gerente de Protección contra Incendios Forestales, Aída Baldini, destacó la importancia de la preparación previa y el trabajo sistematizado en todo Chile, y advirtió que esta temporada estival, “de acuerdo a nuestros pronósticos, será mucho más compleja que la anterior, aunque tampoco esperamos una situación tan catastrófica como los eventos de enero de 2017”.

Asimismo, precisó que uno de los tópicos más sensibles tratados durante el encuentro fue el de la prevención, pero no sólo desde el punto de vista de la difusión, sino también de acciones directas, por ejemplo en torno a cómo disminuir el combustible y utilizar el fuego.

En esa línea, el jefe nacional del Departamento de Prevención de Incendios Forestales, Rolando Pardo, manifestó que son tres los ejes preventivos principales para este período de alta probabilidad de ocurrencia: “El trabajo con las comunidades en zonas de alto riesgo, a objeto de que los vecinos generen espacios de autoprotección, con infraestructura segura y vías de acceso expeditas para vehículos de emergencia. El segundo punto tiene relación con el establecimiento de distintas medidas de manejo vegetacional en el interfaz urbano-forestal y el tercer eje es reforzar la coordinación con otras  instituciones a nivel nacional”, comentó.

Para el jefe regional del Departamento de Manejo del Fuego (DMF) de CONAF Coquimbo,  Benjamín Cornejo, la reunión sostenida en Olmué permite “planificar de mejor forma la temporada que se nos viene y coordinarnos. No hay que olvidar que éste es un programa nacional y, por lo tanto, los recursos de Coquimbo son también de Punta Arenas, y los de Santiago de todas las regiones”.

Su símil de la Región del Biobío, Jorge Quappe, afirmó que “hemos conocido los planes operativos para la temporada 2018-2019, se han revisado los procedimientos en el área de prevención y combate para unificar criterios a nivel nacional, y desde ese punto de vista es algo muy interesante para irnos a cada región con los conocimientos necesarios para enfrentar este nuevo período”.

La instancia de coordinación consideró la presencia de jefes de departamentos y unidades de la Gerencia de Protección contra Incendios Forestales de CONAF, que se desempeñan en la oficina central y en las distintas regiones del país.

ALIANZA LATINOAMERICANA

Expertos de cinco países del cono sur se reunieron durante dos días en el Hotel O’Higgins de Viña del Mar, en la Región de Valparaíso, para participar en el Foro Subregional de Manejo del Fuego, instancia técnica que apuntó al intercambio de experiencias y protocolos de acción en relación con la prevención y el combate de incendios forestales.

El director ejecutivo de la Corporación Nacional Forestal (CONAF), José Manuel Rebolledo, explicó que “el encuentro congregó a representantes de Uruguay, Paraguay, Argentina, Brasil y Chile, quienes debatieron en torno a cómo mejorar el desempeño de la región en materia de control de emergencias forestales, así como en el desarrollo de acuerdos para reforzar y agilizar el apoyo internacional durante eventos de gran envergadura”.

Por su parte, el asesor regional para América Latina y el Caribe de USAID-OFDA (Oficina de Asistencia para Desastres en el Extranjero de los Estados Unidos), Sidney Velado, señaló que “este foro consistió en un intercambio entre países de las diferentes experiencias reales vividas en los últimos años, relacionadas con los incendios forestales y de interfaz, que amenazan a las comunidades que están viviendo en las orillas de los bosques”.

Share This