Anuncios
       
       

Integrar y aumentar la tecnología de punta, como la percepción remota, el uso de drones y el sistema de monitoreo por cámaras trampas, con la meta de aumentar y mejorar los sistemas de protección de la biodiversidad que se resguarda en los parques nacionales, reservas nacionales y monumentos naturales que integran el Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado (SNASPE), es el objetivo del convenio de colaboración que firmó la Corporación Nacional Forestal (CONAF), con la Facultad de Ciencias Forestales y Conservación de la Naturaleza de la Universidad de Chile.

Ceremonia de firma del convenio entre CONAF y la Universidad de Chile.

Una de las líneas de trabajo de CONAF, según destacó el director ejecutivo de la entidad, José Manuel Rebolledo, es modernizar la gestión en todas sus áreas, y en el caso de la Gerencia de Áreas Silvestres Protegidas, cuya función central es administrar y gestionar el sistema de áreas protegidas del país, uno de los énfasis es “poder contar con herramientas, en este caso tecnológicas, que nos permiten en línea ir viendo el estado de los ecosistemas que en estas unidades se conservan y también los cambios que se pueden ir produciendo, para poder tomar las medidas necesarias para que especies de flora y fauna, en algún estado de vulnerabilidad, no sufran daños irreversibles”.

Así también lo resaltó la decana de la Facultad de Ciencias Forestales y Conservación de la Naturaleza de la Universidad de Chile, Carmen Luz de la Maza, quien explicó que el trabajo desde la casa de estudios lo comandará el Laboratorio de Geomática y de Ecología del Paisaje, que tiene como líneas de desarrollo “estudios aplicados el análisis espacial del territorio y a la investigación de la interacción entre biodiversidad y hábitat. Para nosotros es muy importante trabajar con CONAF en mejorar los sistemas de seguimiento y estudios en las áreas protegidas, como también en la capacitación de sus profesionales y trabajadores”.

Monitoreo con dron en el Parque Nacional Pan de Azúcar.

Este convenio, junto a otros efectuados con el Servicio Aereofotogramétrico y el Laboratorio de Geoinformación de la Universidad Católica de Valparaíso, reforzarán los avances logrados en monitoreo y percepción remota que se está desarrollando en el sistema de áreas protegidas, el que actualmente está compuesto por 39 parques nacionales, 48 reservas nacionales y 16 monumentos naturales, que en total suman sobre 15 millones de hectáreas y que representan el 20,3% del territorio nacional continental.

Actualmente, CONAF cuenta con más de 210 cámaras trampa, con el objetivo de avanzar en monitoreo de ocupación de sitios y amenazas directas a la fauna. En desarrollo satelital, con el proyecto GEF SIMEF, se avanzó en sistemas de monitoreo satelital para algunas unidades, abarcando grandes superficies de bosque nativo y ecosistemas de importancia como humedales y cuerpos de agua dentro de estas áreas protegidas. Ahora, se está gestionando la compra de siete drones para esta gerencia, luego del éxito de esta herramienta en la fiscalización forestal, lo que permitirá monitorear vegetación amenazada, fauna, lugares culturales, gestión de riesgos, uso público y otras aplicaciones que permite esta tecnología versátil y de fácil utilización, llegando a zonas de difícil acceso.

 

Share This