Anuncios
       
       

Con un concurrido concierto en el Monasterio de las Monjas Benedictinas de Rengo culminó la Semana de la Música, que llevó a los artistas de la Orquesta Barroca NuevoMundo (OBNM), a difundir las Cántigas de Santa María, escritas hace más de 800 años por el Rey Alfonso El Sabio, en siete comunas de la Región de O’Higgins, comenzando en Doñihue y pasando por Coltauco, Pichilemu, Rancagua, La Estrella, Navidad, Rengo y la cárcel La Gonzalina.

En cada presentación, los asistentes no solo tuvieron la posibilidad de oír una de las principales obras del medievo, sino que, además, conocer sobre los instrumentos barrocos que ejecuta la Orquesta Nuevo Mundo gracias a las intervenciones y explicaciones que sus músicos entregaban a la audiencia y que daban el contexto de la música que estaban escuchando.

El público disfrutó los conciertos, pues las melodías alegres y dulces de las Cántigas, sumado al certero y atrevido canto de los músicos hicieron de cada muestra una delicia al espíritu y el alma de los espectadores que una vez más corroboraron por qué esta agrupación es única en su rubro en Chile y una de las mejores de Latinoamérica.

Semana de la Música

Con esta serie de conciertos y con un ciclo de clases de instrumentos barrocos, la Orquesta NuevoMundo celebró la tradicional Semana de la Música, que esta corporación lleva a cabo por más de dos años y que tiene como misión llegar con estas melodías a los recónditos lugares de la Región de O’Higgins.

A las clases realizadas en la Casa de Apaltas en Rengo, donde habitualmente funciona la escuela de música de la NuevoMundo, llegaron niños de orquestas de toda la región que tuvieron la posibilidad de tener clínicas de teoría y ejecución instrumental con los músicos de la Nuevo Mundo, siendo para los niños una experiencia única y enriquecedora.

Siempre con el apoyo del Consejo de las Culturas, las Artes y el Patrimonio y la colaboración del Obispado de Rancagua que les abre las puertas de sus parroquias en aquellos lugares donde no hay otro escenarios, esta gira fue catalogada de exitosa pues contó con un buen marco de público en cada una de las comunas y con el entusiasmo y agradecimiento de los asistentes.

Repertorio:

Música Española de la ruta de los esclavos:

  • La Perra Mora – Anónimo
  • Con Amores mi madre – Juan de Anxieta
  • Susana un Jur – Hernando de Cabezon
  • Pues que me tienes Miguel, por esposa – Ortega
  • Propinan de Melyor – Anónimo
  • Recercata Seconda – Diego Ortiz
  • Rodrigo Martinez – del cancionero de Palacio

Cantigas de Santa María

  • Cantiga 10 – Rosa das Rosas
  • Cantiga 47 – Virgen Santa María
  • Cantiga 48 – Tanto son da Groriosa
  • Cantiga 252 – Tan Gran Poder
  • Cantiga 77 – Da que Deus mamou
  • Cantiga 100 – Santa María, Strela de Día
  • Cantiga 124 – O que Pola Virgen Leixa
  • Un Sarao de la Chacona – Juan Arañés

Orquesta Barroca NuevoMundo
Dirección: Marcelo Vidal.

Concierto en la cárcel de Rancagua

La relación de la Orquesta Barroca NuevoMundo (OBNM) con su símil penitenciaria es de años. Cuando el 2016 la agrupación de internos de la cárcel de Rancagua nacía, fueron los músicos de la barroca quienes hicieron la sensibilización musical de sus participantes y de ahí nació esta relación que se ha ido forjando entre presentaciones, clínicas musicales y clases que hasta hoy realiza en la unidad penal el director artístico de la NuevoMundo, Marcelo Vidal.

Esta temporada 2019 no fue la excepción y dentro de la programación de conciertos de las Cántigas de Santa María, se dejó un espacio para la presentación en la cárcel de Rancagua, en la que los internos de la Orquesta Penitenciaria tuvieron la oportunidad de tocar algunos temas con los músicos profesionales y disfrutar del repertorio compuesto hace más de 800 años por Alfonso X, El Rey Sabio.

Para uno de los violinistas de la agrupación penal, siempre es grato escuchar y compartir con los músicos de la NuevoMundo. “Son cercanos, nos enseñan y ahora hasta nos permiten tocar en conjunto. Esto es un sueño”, dice.

Para los músicos profesionales también hay una sensación de cercanía y de enriquecimiento personal, pues según sus palabras, es increíble cómo la música cambia a las personas. “Lo vemos en los niños que asisten a nuestros conciertos; en los abuelos que disfrutan de nuestra música y lo vemos en la historia de los músicos de la cárcel, con quienes trabajamos hace dos años y vemos cómo han cambiado su forma de enfrentar el mundo, su lenguaje, su actitud,etc. Es un regalo también para nosotros”, aseguró el director artístico de la OBNM, Marcelo Vidal.

Share This