Anuncios
       
       

Un sondeo realizado por la Asociación Chilena de Gastronomía (Achiga) da cuenta de la dura realidad que atraviesa el sector desde que llegó el Coronavirus a Chile. Según la encuesta, un 46% de los empleos se han perdido, la caída de las ventas se agudizó y un tercio de la industria no logra acceder a instrumentos de apoyo dispuestos por el gobierno como créditos y subsidios. Ello, sumado a la obligación de pagar todas las exigencias del estado.

Restaurantes cerrados

La medida de horario límite para los restaurantes ha significado caídas del 51% al 95% de sus ventas.

El cierre a las 20 horas de los restaurantes ubicados en comunas en fase 2, decretado recientemente por la autoridad, fue un nuevo golpe para algunos locales que comenzaban a repuntar sus ventas, medida que afecta a más de las tres cuartas partes de la industria. Es tan profundo el impacto, que “un 41% de los establecimientos ha experimentado una caída del 51% al 95% de sus ventas, mientras que un 46% ha registrado un retroceso entre el 5% al 50%. Cifra reveladora, considerando que la crisis que afecta al gremio se arrastra desde octubre de 2019, donde ya se registraban menores ventas”, señala el presidente de Achiga.

En cuanto a las medidas de apoyo dispuestas por el gobierno, casi el tercio de los empresarios gastronómicos consultados, señala no haber sido beneficiario de créditos Covid, subsidios laborales, Sence, o apoyos Corfo y Sercotec. “Estas medidas han sido transversales a todos los sectores, pero el 32% de los restaurantes no ha tenido acceso a ellos o lo que han logrado no es suficiente para sobrevivir durante un año”. “Los créditos FOGAPE ya se están cobrando y muchas empresas se encuentran actualmente con deudas, situación que impide obtener otros beneficios que permitan seguir funcionando”, explica Máximo Picallo.

La crisis en la industria es total, al igual que la desesperanza de los empresarios gastronómicos. En este escenario, el presidente de Achiga reitera su llamado al Ejecutivo: “Lo que nosotros siempre hemos solicitado es volver a trabajar con cierta normalidad, entendiendo que hay que enfrentar la pandemia, pero dado que hace un año eso no ha sido posible, insistimos que el sector requiere con urgencia apoyo concreto y directo para no desaparecer”. Pese a que la Asociación ha mantenido comunicación permanente con las autoridades de gobierno, se ha insistido que las medidas implementadas no han sido suficientes.

Restaurantes cerrados

«El sector requiere con urgencia apoyo concreto y directo para no desaparecer», dice presidente de Achiga.

Se trata de medidas como la devolución del pago de patentes, contribuciones y apoyo para pagos de leyes sociales, que los empresarios gastronómicos han debido asumir, aun cuando no han podido funcionar y muchos de ellos sigue sin recibir ingresos.

“Con tristeza hemos sido testigos del cierre de restaurantes emblemáticos a lo largo del territorio nacional, lo que representa una pérdida del patrimonio para todo el país. Restaurantes con décadas de trayectoria, pero que dada la situación y la falta de ayuda directa no sobrevivieron”, enfatiza Picallo.

Por esta razón, a un año del cierre decretado por orden de autoridad, la industria gastronómica se ha unido a lo largo del país para realizar manifestaciones con caravanas de automóviles, bocinazos y globos negros en las puertas de los restaurantes, exponiendo la agonía del sector.

Picallo concluye señalando que “la industria adoptó los protocolos sanitarios necesarios para garantizar un funcionamiento seguro de los restaurantes, realizando importantes inversiones destinadas a reacondicionar los establecimientos”. “Sin embargo, esto sólo ha conllevado más sobrecarga económica, sin que podamos funcionar con cierta normalidad. Un claro ejemplo de esto ocurre en el sur de Chile, donde instalar una terraza es inviable debido a las condiciones climáticas”.

Por eso como asociación reiteramos las medidas urgentes para no desaparecer.

Apoyo especial a la industria gastronómica solicitadas por Achiga:

Etapa sobrevivencia

  • Suspensión o subsidio para pago de imposiciones.
  • Suspensión de pago de patentes y permisos municipales, que ya han sido pagados por un año, cuando no ha podido funcionar con normalidad.
  • Subsidio para gastos de arrendamiento, implementación de protocolos y gastos en general. Que instrumentos entregados por Corfo y/o Sercotec operen con más recursos y alcance.
  • Suspensión de pagos de IVA a pagar en 24 meses.
  • Aumento del periodo de gracia para créditos FOGAPE Covid-19 y créditos ajustados al sector, ya que se están pagando créditos cuando existen zonas del país que no han podido funcionar.
  • Programa de apoyo de retención del empleo, real que llegue a más empresas y de forma fácil.

Etapa Reactivación

  • Rebaja de pago de IVA a fin de promover reactivación de la demanda.
  • Adaptabilidad laboral especial para la gastronomía, con adecuación de normas de domingos.