Anuncios
       
       

Paulette Irarrázaval, Gerenta Programa Territorial Integrado Lago Llanquihue Destino CreativoPor
Paulette Irarrázaval
Gerenta
Programa Territorial Integrado Lago Llanquihue Destino Creativo

 

 

 

 

Esta semana se celebra el Día Mundial del Turismo, ocasión que este año invita a alinear esfuerzos hacia el crecimiento inclusivo, especialmente debido al golpe que vivió el sector producto de la crisis sanitaria. Existe consenso en que la reactivación del turismo es clave para impulsar la recuperación y el crecimiento económico, el llamado de la Organización Mundial de Turismo, es a ir más allá de las estadísticas y reconocer que, detrás de cada número, hay una persona.

En esa dirección justamente apunta el Turismo Creativo y el trabajo que se lleva a cabo de manera articulada entre muchas personas y organizaciones representantes del mundo público, privado y social en la Cuenca del Lago Llanquihue, a través del Programa Territorial Integrado Lago Llanquihue Destino Creativo que impulsa Corfo en la región de Los Lagos. Pero, ¿de qué estamos hablando cuando hablamos de turismo creativo? El término fue acuñado hace un par de décadas por Crispin Raymond y Greg Richards como “un turismo que ofrece a los visitantes la oportunidad de desarrollar su potencial creativo mediante la participación activa en cursos y experiencias de aprendizaje, que son características del destino que se visita”.

Se trata entonces de un turismo de intereses especiales que permite a los viajeros descubrir y entender la cultura local participando en actividades artísticas y creativas con los residentes. Emprendedores de las áreas de la música, la artesanía, la gastronomía y el mundo audiovisual de Frutillar, Llanquihue, Puerto Varas y Puerto Octay trabajan de manera articulada y colaborativa para ofrecer experiencias diferentes y profundas, en grupos acotados y conectados con la naturaleza, la cultura y la creatividad. Una invitación a aprender el arte de la luthería, vivir una experiencia gastronómica de la mano de un chef o grabar un cortometraje de cine en las calles de la ciudad, generando oportunidades para productores locales y para quienes buscan conectarse con las experiencias de cultura local, y de paso, extender su estadía en la bella y vibrante cuenca del lago Llanquihue.

Desde ese lugar y articulando una oferta que atraiga a turistas comprometidos con el cuidado y el valor del destino, el turismo tiene una capacidad singular de asegurar oportunidades inclusivas en el presente, especialmente en el turismo local y nacional, y mirar el futuro desplegando el potencial del ecosistema turístico y sus cadenas de valor, así como facilitando inversiones en el sector.