Anuncios
       
       

Entrevista a Julián Guerrero, vicepresidente de Turismo de ProColombia, quien sostiene que el fortalecimiento del talento humano es vital al momento de consolidar la industria de reuniones.

Por Antonio Faundes Merino

Dos elementos destacan al hablar sobre turismo de reuniones con el vicepresidente de Turismo de ProColombia, Julián Guerrero, durante su visita al país, en el marco de la realización de la Fiexpo Latinoamérica 2019. Por un lado, la importancia del legado, de un impacto duradero para el destino donde se realiza el evento, y, por otro lado, la relevancia de la capacitación, el perfeccionamiento, el fortalecimiento del talento humano al momento de consolidar la industria de reuniones. “Prestamos un servicio, no vendemos un producto”, enfatiza.

El vicepresidente de Turismo de ProColombia, Julián Guerrero, con el periodista Antonio Faundes (a la izquierda, en la foto), director de Turismo Integral Noticias.

En entrevista con Turismo Integral Noticias, la autoridad, quien permanece desde diciembre de 2016 en su cargo, enfatizó que el objetivo principal de Colombia es alcanzar de aquí al año 2028 el primer lugar en América Latina y El Caribe como país sede de turismo de reuniones. Especialmente, luego que en los próximos años se realizarán en Colombia las tres versiones de Fiexpo (2020.2021 y 2022) y el Congreso Mundial de la ICCA (International Congress and Convention Association), el 2020.

Para eso están trabajando y para ello han invertido millones de dólares en la construcción de ocho nuevos centros de convenciones en diferentes ciudades del país y la realización de cuatro estudios y diseños. En los dos últimos cuatrienios, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo hizo inversiones por $239.714 millones de pesos colombianos y los entes regionales aportaron $411.589 millones de pesos, para una inversión total de $651.139 millones de pesos colombianos (un poco más de más de 73 millones de dólares).

Fortalecer infraestructura

-¿Cuáles son las proyecciones que ve para Colombia al asumir la responsabilidad de ser los anfitriones de Fiexpo a partir del año 2020 y por tres años seguidos?

-Estamos muy contentos, fueron dos muy buenas noticias del año pasado, en que logramos captar los dos eventos más importantes del turismo de reuniones. Tanto el de América Latina, Fiexpo, como el mundial, que es el Congreso Mundial de ICCA. Nos hemos venido preparando, Colombia ha venido fortaleciendo de manera muy significativa toda la infraestructura del turismo de reuniones, invirtiendo varios millones de dólares en la remodelación o construcción de nuevos centros de convenciones en el país. Ágora, en Bogotá; FuturExpo en Pereira; Puerta de Oro en Barranquilla, la renovación del centro de convenciones de Cartagena, entre otros. Y en el caso de Fiexpo, hemos captado el evento para los años 2020 en Cartagena, 2021 en Medellín y 2022 en Bogotá.

“Creemos que las condiciones de infraestructura,
de ubicación geográfica y de intereses por el
turismo de reuniones se están dando en Colombia”

Un sector estratégico a desarrollar

-¿Está Colombia incorporando el turismo de reuniones como un sector estratégico para el desarrollo el turismo en general?

-Absolutamente sí. Desde hace varios años el tema del turismo de reuniones se ha priorizado como uno de los sectores del turismo en el que nos queremos enfocar. Colombia tiene un potencial muy grande. Históricamente el país se desarrolló a través de ciudades intermedias o grandes. El país cuenta con más de siete ciudades con más de un millón de habitantes, y eso trae consigo una muy buena infraestructura en términos de servicios públicos, de hotelería, en fin. También de infraestructura de reuniones que queremos ahora aprovechar.

Colombia, además, está ubicada en un lugar estratégico en América, justo al centro en el extremo norte de Sudamérica, con una facilidad para la conectividad enorme. Tenemos conexiones directas con 50 ciudades, 25 países. Y hemos ido incrementando en los últimos años la conectividad aérea de manera muy importante. Solo por darle un ejemplo, en el 2017 inauguramos 17 nuevas rutas internacionales y 26 frecuencias. Y cada vez más un mayor número de aerolíneas están llegando al país. Así que creemos que las condiciones de infraestructura, de ubicación geográfica y de intereses por el turismo de reuniones se están dando en Colombia para poder desarrollar este sector.

Un legado, un impacto duradero

Centro de Convenciones Ágora, en Bogotá (Foto Colombia Travel)

-¿Cuál es el sello que Colombia pretende dar a las reuniones de Fiexpo en que será anfitrión, para diferenciarse de los otros países que han organizado esta feria?

-Pues, será un reto importante porque superar a Perú y a Chile no va a ser fácil. Pero estamos invertidos en un tema muy importante que es el tema de legado. El año pasado Imex resolvió como su tema de estudio el tema del legado en la industria de reuniones y Colombia es patrocinador del libro blanco del legado en la industria del turismo de reuniones que publicó Imex el año pasado. Creemos que hoy en día los organizadores de eventos se hacen no la pregunta tradicional de qué me ofrece ese destino a mí, sino que esa pregunta hoy día es de doble vía, no solo qué puedo sacar yo de ese destino sino qué le puedo dejar.

Y en Colombia hay oportunidades enormes para dejar un legado, un impacto duradero a través de reuniones que se lleven a cabo en Colombia en beneficio económico, social y de desarrollo. Y queremos que ese sea el énfasis, porque queremos ser pioneros, ser la punta de lanza en el tema de legado en la industria de reuniones, que va más allá de la responsabilidad social empresarial, va más allá de la filantropía. No es solamente hacer una obra social que, por supuesto, tiene muchísimas bondades y es loable, sino que haya un impacto mayor, más duradero, transformador de las sociedades cuando organizan eventos, congresos o convenciones.

“Hay oportunidades enormes para dejar un legado,
un impacto duradero a través de reuniones que se lleven a cabo en Colombia”

¿También esto implica el tema de la sustentabilidad, a fin de evitar que el turismo se convierta en un problema en los destinos, en vez de un beneficio?

-Totalmente, Hay ahí unos esfuerzos muy importantes de los centros de convenciones. Por ejemplo, el centro de convenciones de Cartagena, ciudad sede de uno de los Fiexpo y de ICCA, tiene una política de sostenibilidad que es modelo a nivel regional. Sin duda el tema de sostenibilidad es fundamental y está en el centro de la atención que el Gobierno quiere tener.

Mejora en indicadores de seguridad

-¿Cómo se está enfrentando el tema de la seguridad, que no sea una contra para el crecimiento del turismo de reuniones?

-La verdad es que el tema de seguridad dejó de ser un problema exclusivo de Colombia y hoy en día es un problema no solo de los países latinoamericanos sino que de muchos países del mundo. Atentados en Europa, en Estados Unidos, hacen que el tema de seguridad ya no sea algo exclusivo de Colombia. Y, por el contrario, Colombia ha venido mejorando de una manera sustancial todos los indicadores de seguridad. Si aún permanecen temas de seguridad en el país son en regiones muy aisladas que no son destino para la organización de convenciones, congresos o eventos. Pero los grandes centros urbanos como Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Cartagena, Santa Marta, Bucaramanga no tienen problemas de seguridad por encima de los problemas de seguridad que tiene la mayoría de las capitales latinoamericanas.

Chile: labor extraordinaria

-¿Cuál es su opinión del trabajo que ha realizado Chile en estos tres años en que estuvo a cargo de Fiexpo?

-Estupendo, una labor excelente, maravillosa por parte de Sernatur. Y conocemos muy bien a los equipos de turismo de Chile porque trabajamos con ellos de manera conjunta en la Alianza del Pacífico, mecanismo de integración regional que compartimos también con México y con Perú. Han hecho una labor extraordinaria. Chile es reconocido por su crecimiento en el tema del turismo, es quizás el país con mayor perspectiva de crecimiento de turistas extranjeros en América del Sur, así que lo único que tenemos es inspiración y una aspiración también de ver cómo logramos, por lo menos, estar a la altura de este país.y ojalá superarlo. Pero sería muy difícil.

Un desafío es el tema del servicio

Centro de Convenciones Puerta de Oro, en Barranquilla (Foto PuertadeOro.org).

-¿Qué cree usted que le falta al turismo de reuniones, en general, para que se consolide como una alternativa real que aporte al desarrollo del resto del desarrollo turístico?

-Yo creo que un desafío grande es el tema del servicio. No hay que olvidar que la industria de reuniones es una industria para conectar, para conectar personas, para conectar intereses, para conectar negocios. Y al final, el tema del turismo de reuniones no es solamente contar con la infraestructura para poderla desarrollar, como centros de convenciones, recintos feriales, sitios no convencionales. No, ante todo es una experiencia de servicio y por eso la capacitación, el perfeccionamiento, el fortalecimiento del talento humano son vitales al momento de consolidar la industria de reuniones.

Líder en turismo de reuniones

-Uno de los objetivos de Colombia con la organización de las tres Fiexpo es consolidarse como líder en el turismo de reuniones de América Latina, ¿Cuáles son los factores que respaldan esa ambición?

-Definitivamente sí aspiramos a eso, tenemos como objetivo y propósito posicionarnos como el lugar número 1 de América Latina de aquí al año 2028. ¿En qué estamos? Estamos poniendo los diferente elementos en conjunto, articulándolos. Primero, infraestructura, inversiones muy significativas para remodelación y construcción de centros de convenciones. Te puedo dar el ejemplo de Ágora en Bogotá, Futurexpo en Pereira, Puerta de Oro en Barranquila, la renovación del centro de convenciones de Cartagena, Cenfer, en fin, muchos de ellos.

“Tenemos como objetivo y propósito
posicionarnos como el lugar número 1 de
América Latina de aquí al año 2028”

Segundo, competitividad, capacitación. Es un servicio el que prestamos, no es un producto que vendemos, es un servicio y por lo tanto, la capacitación de la mano de obra. Pero ahí Colombia siente que es muy fuerte.
Colombia, a manera de ejemplo le digo, ha estado siempre en los primeros rankings mundiales de los índices de felicidad humana, esas formas alternativas de medir el producto interno bruto que algunas instituciones como el New Economic Fundation, en Inglaterra, han desarrollado. Colombia siempre ha estado primero, segundo o tercero. ¿Por qué? Porque los colombianos son gente amable, hospitalaria, cálida, alegre, que celebra lo bueno, lo malo y lo regular, que no tiene miedo de expresar sus sentimientos, que está dispuesto a ir la milla extra para que el viajero o el participante en un evento tenga una experiencia única y memorable. Así que ese elemento es supremamente importante.

Y, en tercer lugar, la promoción internacional. Hay una estrategia liderada por ProColombia de la mano de los burós de convenciones de las diferentes ciudades -y valga la pena anotarlo, que existen trece burós de convenciones en el país, un alto número si se compara con otros países de la región. Y de la mano de ProColombia y los burós estamos en una tarea proactiva y agresiva, en un sentido positivo, de captar y traer eventos de talla internacional al país, y el mejor ejemplo son Fiexpo e ICCA, que los acabamos de captar para realizar. Y yo creo que esos dos eventos, en esos tres años, van a marcar un antes y un después en el tema de la industria de reuniones.

Turismo en tercer lugar de la economía

-¿Qué lugar ocupa el turismo en el desarrollo económico de Colombia?
-En Colombia el turismo es el tercer sector de la economía. Solo es superado por el petróleo y la industria de la minería. Es decir, inclusive si uno toma productos tradicionales como el café, las flores y el banano que son emblemáticos productos exportables colombiano, si los toma en su conjunto, el turismo es un mayor generador de divisas. Así que tiene una importancia muy grande, a pesar de que aún Colombia está en los años iniciales del turismo.Así que la expectativa es que en los próximos años, no me atrevo a decir cuántos, el turismo puede pasar a ser el primer renglón de la economía colombiana.

Share This