Anuncios
       
       

“Nuestro objetivo es el uso integral de todo el recurso forestal, en pos del bien de la comunidad nacional”, declaró Francisco Pozo Alvarado, secretario técnico del Consejo de Política Forestal, tras la constitución de la Comisión Temática de Biomasa, la que trabajará para relevar la participación del sector forestal en la matriz energética del país, posicionar la biomasa como combustible y destacar el rol del Ministerio de Agricultura en este ámbito.

En la primera reunión, a la que asistieron representantes del sector público y privado, se determinó  generar una propuesta mancomunada entre los servicios del Ministerio de Agricultura; colaborar con otros organismos públicos, entre ellos el Ministerio de Energía, a través de la creación de equipos técnicos del MINAGRI que participen activamente en el Proyecto de Ley de Regulación de Biocombustibles Sólidos; y establecer nexos de colaboración extranjera, con instancias de Argentina y Finlandia, países  que ya han avanzado en la eficiencia y sostenibilidad energética con la utilización de biomasa.

La biomasa es todo producto forestal que puede ser transformado en combustible útil como leña, pellets, briquetas y astillas (chips), y constituye la única de las energías renovables no convencionales (ERNC) que es gestionable, a diferencia de la eólica o solar, que dependen de la presencia de la fuente de energía (viento o sol). Además, presenta externalidades positivas como la reducción de niveles de emisión de gases de efecto invernadero (GEI), independencia energética de combustibles fósiles, generación en empleos e inclusión del sector forestal en un esquema de economía circular, lo que incluye la reutilización de sus residuos y el uso de cenizas resultantes como fertilizantes.

Entre los desafíos detectados por la comisión figuran regular la oferta de leña seca en el mercado, especialmente para el sector doméstico, la promoción de calefacción distrital (en conjuntos residenciales), el recambio industrial y búsqueda de fuentes de financiamiento para capacitación y servicio técnico. También destacaron que para el mercado agrícola, la biomasa representa una nueva fuente de recursos, cuando se destinan residuos como cáscaras de frutos secos u orujo del vino para la producción de biocombustibles. Otro aspecto de interés es la masificación de la torrefacción, un proceso que tuesta biomasa, como la corteza del eucalipto, para mejorar su contenido energético.

A la primera sesión de la Comisión Temática de Biomasa, encabezada por el consejero coordinador de la comisión, Antonio Minte, de la Asociación Chilena de Biomasa (AChBIOM), asistieron: Rony Pantoja, secretario técnico de la comisión y jefe nacional de la Unidad de Dendroenergía de CONAF; María Teresa Arana, gerenta general de CORMA; Juan Carlos Pinilla, investigador de INFOR; Daniel Barrera, de ODEPA; Fernando Rosselot, de PYMEMAD; René Muñoz, de ACOFORAG; Pía Silva, de CORMA, Francisco Pozo, secretario técnico del Consejo de Política Forestal; y Daniela Parra, profesional de la Secretaría de Política Forestal de CONAF.

Share This