Anuncios
       
       

La nueva Ruta del Cobre se inicia en la cordillera, 2.300 m s. n. m. Partimos nuestro recorrido en Sewell, el asentamiento minero creado a comienzos del siglo XX, también conocido como La Ciudad de las Escaleras. Es aquí donde conocemos la lucha del hombre con la montaña, donde rodeado de un clima hostil, nace la gran minería del cobre en Chile.

Declarado Monumento Nacional en 1998 y Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el 2006, el Campamento Minero Sewell es un imperdible de la Ruta del Cobre, acreedor de un incalculable valor histórico y cultural para Chile y el mundo. Una experiencia para caminar por las huellas que dejaron los mineros, su estilo de vida y los edificios que habitaron.

¡Y hay sorpresas! La gran novedad es que bajo el museo de Sewell hay un nuevo espacio subterráneo que recrea una mina, donde el frío, la oscuridad y la energía de esos tiempos acercan a los visitantes a lo que fue la época de oro de este enclave minero.

Seguimos la nueva Ruta del Cobre camino a Coya, declarada Zona Típica en la Comuna de Machalí. Nos detenemos en el Campamento Americano, donde se ubicaban las dependencias administrativas de la mina El Teniente, y donde funcionaban las oficinas y vivía parte del personal.

Al frente observamos la Población Errázuriz, una serie de construcciones no planificadas, construidas en la primera década del siglo XX por los obreros que participaban en los trabajos de la central hidroeléctrica. Su particularidad es que están dispuestas en forma lineal, adaptándose a la topografía cordillerana.

Artesanía y emprendedores de Coya

Continuamos rumbo a la Escuela de Orfebres de Coya… ¡Aquí el protagonista es el cobre! Los alumnos producen piezas de este y otros materiales, y se realizan clases y talleres. Como anécdota, nos cuentan que aquí se hizo una pulsera de cobre que usó la actriz Gal Gadot para la avant premiere de la película “La Mujer Maravilla”, la que se encuentra en exhibición en la escuela.

También conocimos la iniciativa de “Tierra que Encanta”, un grupo de 20 mujeres dedicadas a la orfebrería. En su tienda tienen joyas y souvenirs de cobre, productos de belleza hechos a partir de ingredientes naturales y más. Además, se han capacitado en otras áreas para ofrecer servicios de guía y promoción del turismo rural.

Patrimonio y vida outdoor

Cabalgata en Machalí.

Para complementar la nueva Ruta del Cobre, puedes visitar uno de los centros termales más antiguos de Chile, cuyos pabellones fueron construidos en 1876. Sus tinas de mármol de carrara tienen más de dos siglos y fueron visitadas por personajes ilustres como Bernardo O´Higgins y José de San Martín.

También de la mano de la historia de Coya surge el Museo Comunitario Casa Uno, una antigua vivienda de inquilinos hecha de adobe, donde abunda una selección de objetos donados por los vecinos, convirtiéndose en un atractivo para los locales y los visitantes.

Otro de los puntos con historia para visitar es la Casona ‘Sanchina’, la que fuera propiedad de la familia Sánchez Fontecilla. Consiste en una casa típica chilena construida durante la primera mitad del siglo XIX, testimonio de la transición de la época colonial a la republicana.

Y en materia outdoor, la Región de O’Higgins no se queda atrás. Por eso se contempló incluir en la nueva Ruta del Cobre un imperdible de este destino: la Reserva Nacional Río Cipreses. Ubicada en la precordillera andina, aquí conviven especies como el zorro culpeo, el loro tricahue y el zorro chilla. Se puede realizar trekking gracias a una red de senderos: cinco auto guiados y uno para personas con situación de discapacidad. Para llegar a las zonas más altas se debe hacer a caballo y se puede hacer una excursión para conocer el sector donde cayó el avión de los rugbistas uruguayos, del lado argentino.

Además, la reserva cuenta con un museo donde se puede aprender más sobre el territorio y su fauna.

Gastronomía y mundo vinícola 

Hacer la Ruta del Cobre es una excelente oportunidad para probar platos tradicionales de la Región de O’Higgins. En el Pueblito Gastronómico de Machalí se pueden encontrar distintos tipos de restaurantes como La Hacienda con sus pescados y carnes, los sandwiches de El Francés, así como gastronomía internacional, una tienda con souvenirs y una vasta oferta de vinos del valle de Cachapoal.

¿Quieres probar algo 100% criollo? En ese caso, te invitamos a hacer un viaje al pasado en pleno centro de Coya en el restaurant El Parrón, donde puedes probar charquicán, pastel de choclo, plateada al horno y otros platos criollos.

Una opción para divertirse es visitar La Bodeguita del Farol, un lugar pensado para quienes busquen una experiencia distinta en torno al vino. En esta casa patronal de la antigua Hacienda Machalí se puede crear mezclas de distintas cepas a gusto del consumidor y hacer degustaciones acompañadas de empanadas, sopaipillas y pebre.

¿Te gustaría conocer la nueva Ruta del Cobre?

Fuente: Sernatur/Chile es Tuyo

Share This